Ferrín Calamita condenado a 10 años de inhabilitación por “un retardo malicioso con desprecio a la orientación sexual”

calamita

El Tribunal Supremo ha aumentado de “2 años, 3 meses y un día” a 10 años de inhabilitación la condena del juez Ferrín Calamita por prevaricación judicial. Además, el TS le impone una multa de 720 euros y una indemnización de 6.000 euros para las perjudicadas. Este resultado era el que pedía la Fiscalía y la adoptante.

Calamita retrasó la adopción de una menor que había sido solicitada por Vanesa de las Heras, compañera sentimental de la madre biológica. El TS considera probado que el ex juez de familia de Murcia, Calamita, sólo quería impedir el cumplimiento de la ley que permite el matrimonio de homosexuales y la adopción de un niño si es hijo de uno de los cónyuges.

En la anterior sentencia del Tribuna Superior de Justicia de Murciase establecía que el juez quiso “retrasar al máximo la resolución del asunto ya que entendía que la adopción por parte de una pareja del mismo sexo es nociva para los menores”.

Este ex magistrado olvidó que el fin último de la adopción es el bienestar del menor, y no el derecho de los adoptantes a adoptar, sean homosexuales o heterosexuales. En su afán de restringir los derechos civiles de los homosexuales ha perdido “el pan y el perro”, es decir, su trabajo, que seguro le costó algunas horas de estudio; y la desprotección jurídica de la pareja de lesbianas que presuntamente pretendía.

Calamita, ya no puedes aducir que todo esto se debe a tu presunta pertenencia a una Prelatura Personal de la iglesia católica…los fundamentos de hecho y de derecho de TS han sido muy claros…¡Viva la Justicia!