“Hombre parece, hombre no es”

Hoy os doy unas indicaciones para que distingais quién es un hombre de quien no lo es. Por mucho que un chico tenga un aspecto viril, manos grandes, mentón pronunciado o luzca cualquier atributo típicamente masculino, no os equivoqueis. Algunos de ellos carecen de lo básico para ser un hombre.

A saber,estos pseudohombres no tienen palabra, son cobardes, son mentirosos, no saben qué es el honor ni la lealtad. Es decir, no se visten por los pies.

Aquí van unos ejemplos que os indican quién no es un hombre, sino un “pobre hombre“:

1.- Si tu pareja se siente menos hombre por ser pasivo sexualmente contigo, no es un hombre.

2.- Si tu pareja te intenta dejar con un mensaje de texto, no es un hombre. Esto es más vergonzoso cuando el sujeto ha superado los 35 años.

3.- Si tu novio permite que sus ex te insulten y sale corriendo, literalmente, ante una de estas situaciones; si deja que otros chicos le “tiren los tejos” contigo delante, y que estos te ninguneen, no sabe lo que es la hombría.

4.- Si tu novio ve normal entrar en los videochat como el Y-eso estando contigo porque le ponen los tios “en directo” y no el porno grabado, cero de ser un hombre.

5.- Si tu novio no quiere vivir contigo, y la economía de ambos no es el motivo, pregúntate cuál es.

6.- Si el único día de todo el verano que no ves a tu novio porque tienes que estudiar, él va a comprar condones, se mete en un chat y se tira toda la noche practicando sexo con otro tio, hasta el punto que al día siguiente no puede ir a currar…ya sabes, vaya mierda de tio tienes al lado.

7.- Si encuentras un condón usado en el aseo de casa, y tu novio te jura que lo ha usado para masturbarse…piensa que además de no ser un hombre, tienes al lado a un débil mental.

8.- Si encuentras en el armario de tu novio una caja de condones a medio (que no es la vuestra) y tu novio te dice “en realidad compré yo los condones la última vez que te puse los cuernos, saqué seis, sólo utilicé uno, tiré los otros cinco que saqué y guardé los seis que quedaron…”. No toleres este tipo de explicaciones surrealistas, el pseudohombre se intenta reír de ti.

9.- Si le descubres usando una segunda cuenta de messenger, y te dice “es para recibir publicidad”…mándalo con su madre, si es que lo quiere.

10.- Si tiene un perfil, que dice no usar, y decides ponerle a prueba porque ya te ha puesto los cuernos, y cae en la trampa mandando un correo propio de una “perrita”, acompañado de una foto de su cara…¡Nene espabila, sal corriendo de al lado de ese POBRE HOMBRE!

Imagina que todas estas circunstancias concurren en el mismo pseudohombre, menudo hombretón…