La generación Z es un 10% más diversa sexualmente que los millenials

Actualmente, el colectivo LGTB+ es más numeroso entre las persona que forman parte del colectivo generación Z. Además de educar en igualdad, las nuevas generaciones conocen más sobre la realidad de las personas queer, lo que hacen que sean más respetadas. Ahora bien, ¿realmente esto es así?

En los últimos años, sobre todo desde la entrada en la nueva década del 2020, se han observado movimientos mundiales relacionados con la política que están en contra o directamente muestran odio y violencia hacia las personas LGTB+. Algunas de estas acciones han llegado a llevar a cabo nuevas leyes contra los derechos de las personas LGTB+, lo que según múltiples organismos violan los derechos humanos.

La esperanza está puesta en los jóvenes, los cuales al crecer con mayor información, principalmente gracias a internet, tendrán mayor capacidad de juzgar situaciones y decidir por los derechos más igualitarios. Pero los datos demuestran que a pesar de ver avances, ya que la población que se declara abiertamente LGTB+ entre la generación Z es un 10% mayor que la generación anterior, son muchos los jóvenes que se ven atraídos por ideologías radicales que buscan acabar con los derechos LGTB+.

En España la situación es compleja, ya que la situación económica actual ha propiciado que las acciones de mejora de los derechos LGTB+ en el país queden paralizados. Las organizaciones y asociaciones LGTB+ del país reclaman que por esta paralización, como por ejemplo con la ley trans que se reclamó y usó como slogan en la celebración del Orgullo del 2021. Después de un año no se han visto avances y además se ha notificado un aumento de las agresiones hacia personas queer.

En cuanto a los jóvenes y cómo les afecta la realidad de ser LGTB+, las autoridades sanitarias advierten de un contnuo problema en cuanto a la salud mental se refiere. Al igual que con otros temas, esta generación es más consciente de que la salud mental es importante cuidarla, y por ello acude con mayor facilidad en busca de ayuda. Sin embargo los problemas que pueden derivar para las personas LGTB+ pueden ser más graves por múltiples aspectos:

  • El miedo a salir del armario. A pesar de ser cada vez mayor el respeto hacia las personas queer, el acoso o bullying en el colegio e instituto parece casi una norma. Ser diferente es un motivo suficiente para que otras personas acosen e intimiden. Es por ello que son muchos los adolescentes que continúan dentro del armario, perdiendo una parte de su vida muy importante sin ser ellos mismos y con una carga de estrés emocional sin precedentes.
  • Señalización y desprecio. El acoso provoca que la persona afectada, haya salido del armario o no, se culpabiliza de todos los problemas que pasan a su alrededor, llegando incluso a despreciarse a sí mismo por ser quién es. Esto según explican los psicólogos puede tener diversos factores de origen, pero uno de los más comunes suele ser la poca o nula aceptación del entorno familiar y posteriormente del entorno escolar hacia la sexualidad o género del adolescente.
  • Soledad y reclusión. Por factores como los comentados anteriormente, son muchos los adolescentes que optan por alejarse de su entorno y permanecer solos. Es una técnica de protección, ya que así los ataques, abusos y faltas de respeto serán menores. Esto puede derivar a problemas psicológicos más graves, por ello se anima a todas las personas que estén sufriendo esta situación a pedir ayuda.

En España contamos con múltiples asociaciones y organizaciones LGTB+ que prestan todo tipo de ayudas para todas las personas que lo necesiten. Al igual que cromosomax.com apuestan por apoyar a quien lo necesita e informar en todo momento sobre la realidad LGTB+. Los jóvenes y adolescentes, entienden y comprenden cada vez en mayor medida que la realidad de las personas LGTB+ es como otra cualquiera, y que la sexualidad o género de una persona no debe influir en el respeto y el trato hacia ella.  

Ir arriba