La Infanta Elena, más castiza que ninguna

 infanta elena vestido capoteEn la reciente boda de Victoria de Suecia y Daniel Westling, una Infanta de España ha impuesto estilo en toda Europa, algo insólito desde la envidiada etiqueta de la Corte isabelina.

Con la elegancia que sólo otorga el nacimiento hidalgo y la Grandeza de España, Su Alteza Real Doña Elena María Isabel Dominica de Silos, Infanta de España y Duquesa de Lugo lució un modelo de Lorenzo Caprile  inspirado en el traje taurino goyesco.

Ya había epatado con su abrigo «rosa capote» en la boda de Federico de Dinamarca y Mary Donaldson hace un tiempo, pero esta vez se ha superado. El impresionante vestido rosa con corte a la cadera se completaba con una magnífica «torera» recamada de avalorios, con dos hombreras con alamares fucsia y tocada con una redecilla con madroñeras, propia de una maja.

La estampa de la última Infanta de España, junto a su hermana Doña Cristina, educada a la vieja usanza, haciendo homenaje a la Fiesta Nacional no tiene parangón. Al margen de ser o no antitaurino la estampa no pudo ser más estética en el sentido filosófico.

Está claro que en asuntos de Realeza no hay otros como los «profesionales» de ella.

5 comentarios en “La Infanta Elena, más castiza que ninguna”

  1. solo digo una cosa a lo que ha escrito si me permite infante…bueno…la elegancia no la dá ni el nacimiento hidalgo, ni la grandeza de España, bajo mi punto de vista, pues podríamos enumerar un sin fín de títulos nobiliarios conocidos por todos que distan mucho de esa imagen elegante por dentro y por fuera, en cualquier caso, la infanta elegantísima en la boda totalmente de acuerdo, otra cosa es la belleza que esa sí depende del nacimiento dependiendo los predecesores familiares. Un saludo (p.d: se le nota menor influencia de Don Jaime en la vestimenta aun así jeje)

  2. no diré que sabía que parafraseabas (aunque no soy grande de España estoy muy bien educado) pero me parece una frase desacertada desde todos los puntos de vista la haya dicho Oscar Wilde o la Condesa de Romanones. Muchas gracias Infante por permitir mi comentario y por agradecérmelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *