Las bacanales gays de los curas romanos

Al menos tres sacerdotes de la Curia romana (Paul, Carlo y Luca) son gays, esto no sorprende  a nadie, ni siquiera está censurado por la Iglesia Católica. La cosa cambia cuando aparece un reportaje en la revista “Panorama”, donde se muestran imágenes de cámara oculta que demuestran  tienen una vida sexual activa, salidas nocturnas y contratan servicios de chaperos.

Además, la publicación señala un enlace a Youtube (que yo os incluyo al principio del post), donde se les ve a dos de ellos dándolo todo en un garito gay romano. Bailan sin escatimar en caricias y besos a otros hombres. Otro de los vicarios aparece en ropa interior en la habitación de su casa junto a un chapero.

“Panorama” advierte que en este vídeo hay escenas de sexo explícito, que no se han pubicado. En el mismo lugar se han grabado escenas donde se ve a sacerdote y acólito preparando el altar de la misa, vestidos con sotana y estola. Además existe otro video, donde otro sacerdote practica sexo frente a una iglesia romana.

Paul, es un cura francés de 35 años, a quién el periodista de “Panorama” encontró en una fiesta de un bar gay, el pasado 2 de julio, bailando con dos chaperos. Después, Paul  invitó al cómplice del reportero a su casa. Una vez allí, y con una cámara oculta como testigo, el sacerdote se prestó a vestirse con la sotana para mantener relaciones sexuales.

Carlo, sacerdote integrante de la jerarquía eclesiástica romana, afirmaba en una grabación que “el 98% de los sacerdotes que me conocen saben que soy gay,  pero en la Iglesia hay una parte intransigente, que trata de no ver la realidad, y otra evangélica, que reconoce y acepta la homosexualidad de los sacerdotes”.