Luis Rollán, la boda, el negocio y la Pantoja

Luis Rollán, el conocido colaborador y defensor a ultranza de Isabel Pantoja, se ha casado con el argentino Alejo Pascual. Pero pronto han surgido las maledicencias de sus compañeros de trabajo, el primero Kiko Hernández, esa gloria de la comunicación española. Kiko acusó en directo en su programa “Sálvame”: “es la primera boda en la que veo un photocall”. Al momento, Rollán explicó por teléfono desde Cerdeña, ya que está de luna de miel, que el photocall era en agradecimiento a quienes le habían instalado el equipo de luces y sonido.

Belén Rodríguez, hija de Doña Adelaida, aquella maruja entrañable que daba paso a las telenovelas en los ’80, dio la exclusiva de que la boda de Rollán había sido vendida a la revista “Hola”. La verdad del asunto es que la agencia del periodista Antonio Montero se encargó de hacer fotos a los invitados con el pretexto de hacer un CD conmemorativo que después se les entregaría.

Craso error Luis, en el caso de que te lo creyeras, porque las imágenes de tu boda en realidad se vendieron presuntamente a “Hola” como el reportaje “La Pantoja se va de boda”. Y no sabemos cómo le habrá sentado esto a la tonadillera.

Polémicas a parte, los contrayentes iban vestidos correctamente, pues para ceremonias civiles y de noche, el smoking es lo que marca el protocolo, y los que lucían de Félix Ramiro eran impecables. El lugar escogido fue “Las cuatro torres”, una casa solariega con un gran, en Badalona, propiedad de unos amigos.

 ¡Enhorabuena Luis!