Perfume, el regalo navideño más socorrido


A todos nos gusta que nuestro chico huela bien, aunque a veces, recién duchado nos guste más la fragancia de su piel.

El perfume se ha convertido en un complemento más, como unos buenos zapatos o una bonita cartera. Suele decir bastante de la persona que lo lleva, incluso se distinguen los de verano, más frescos, y los de invierno, más dulzones. Hoy os propongo tres opciones, espero que os gusten.

Antoine Lie creó en 2008 el perfume Tom of Finland para la casa Etat Libre D`Orange, que se presentó como una fragancia que no alteraría el olor natural del hombre. Lo que es seguro es que olerá a “macho”, ya que pretende evocar el olor del hombre cuando sale de la ducha y se pone sus pantalones de cuero. En este perfume podemos encontrar toques de metal, cuero, hojas, madera, musgos y lirios. (75 euros).

Otra propuesta es Eau Mo, una fragancia que definen como “el primer perfume exclusivo para un hombre con personalidad sin complejos. Una fragancia chispeante, atrevida, rompedora y sensual, en un frasco tremendamente atractivo”. La empresa que lo ha lanzado, Perfumes Hedoné, se ha comprometido a donar un euro por cada frasco vendido a la Coordinadora Estatal de VIH – Sida. Puede ser interesante esta propuesta solidaria.

La última idea de hoy es Le Male de Jean Paul Gaultier, es el perfume gay por antonomasia, pero pasa como con todo, se ha usado tanto que ha perdido totalmente su exclusividad. Pero si eres de los que pasan de estas sutilezas compralo sin dudarlo. (58 euros).