Serofobia, miedo a tener relaciones con chicos VIH

Nosotros que somos tan modernos que cambiamos de novio como de camisa, que aceptamos las relaciones abiertas, que en verano arrasamos con todo lo que respira y a veces (sólo a veces) cometemos imprudencias en la cama, tenemos fobia a acostarnos con alguien que tiene el valor de decirnos que tiene VIH. Esto es lo que nos cuenta Gabriel J. Martín, psicólogo de la Coordinadora Gai Lesbiana de Catalunya i Gais Positius.

La serofobia se refiere al temor irracional que surge al saber que alguien tiene VIH y que hace que le rechacemos, y no sólo para el sexo. Pero la verdad, la única verdad es que el beso de un chico con VIH sólo te va a transmitir ternura o excitación, y hacer el amor, con las precauciones que debemos tomar con cualquier persona, sólo te va a transmitir placer o amor, como con cualquier otro.

Por culpa de este miedo desproporcionado, que no responde a un peligro real, muchos hombres con VIH se “armarizan”, ocultan su estado para no perder amantes o amigos, y en el peor de los casos evitan comprometerse sentimentalmente para evitar el rechazo del otro al enterarse. Pero también los hay valientes, que van con la verdad por delante y así sólo se quedan en sus vidas con la gente sin miedo, con la gente que no se rige por fobias irracionales.

Los serofóbicos suelen ser también prejuiciosos y relacionan el VIH con el “deterioro”, la “vejez” o la “promiscuidad”. Craso error, hoy en día los tratamientos son menos agresivos y el aspecto físico no es un indicativo, hay personas más sanas que una manzana que parecen escombros. Relacionar la promiscuidad con el VIH es otro error, ya que si tomas las precauciones adecuadas puedes ser el más golfo de tu barrio, pero basta que una sola vez cometas un error para que contraigas el VIH, es cuestión de profilaxis.

Lo único cierto es que del virus se huye con el condón y de las personas no tienes por qué huír.