The Acid Queen- Ni Santa, ni Madre y menos Iglesia III

Una de las asignaturas pendientes con la sociedad en general, que tiene la Iglesia, es pedir público perdón al colectivo homosexual.

A lo largo de todos los siglos de la humanidad, la SMI , así denominaré a la Santa Madre Iglesia a partir de ahora, uno de sus objetivos ha sido perseguir hasta llevar a la hoguera a todos aquellos que mantenían relaciones con personas de su mismo sexo.

Siempre han aprovechado su cercanía al poder para avasallar a los gays, para estigmatizarlos, recluirlos, humillarlos y hacer de ellos el chivo expiatorio de sus propios pecados.

¿De qué lado se posicionó la SMI en la época de Hitler, Musolini o Franco?… está más que claro, a cuánta gente denunciaron para que pagaran por sus pecados… miles, quizás millones.

Como tienen ni siquiera el valor de mencionarnos, cuando el mayor club de ambiente de este planeta es la propia SMI.

Cómo se atreven a decirnos que estamos fuera del pueblo de Dios , como ellos mismos se denominan, y al que por otro lado no tengo gana ninguna de pertenecer, cuando ellos son los que dentro de sus armarios tienen escondido al mayor número de pederastas,  enfermos sexuales y violadores que nos podamos nunca imaginar.

De todos es conocido esa luz mística que rodea a los padres, sacerdotes, hermanos y frailes, como una característica de santidad, a la que yo simplemente llamo PLUMA, tienen esa manera ambigua, etérea de hablar, comportarse…

A quien no le han contado, o conoce a  alguien que haya pasado por una desagradable experiencia con uno de los hombres del señor, no hace demasiado tiempo salió a la luz los miles de abusos cometidos por miembros de la iglesia holandesa, la indemnización a las más de 22.000 víctimas les va a costar el tener que hipotecar alguno de sus edificios, como ya ha tenido que hacer la iglesia católica americana para sufragar los daños morales a terceros.

Como es que siempre que surge un caso de estos, ninguno de estos tiparracos termine en la cárcel y si en la ciudad del Vaticano, como alguno de los arzobispos implicados en dichos casos de abusos, que fueron rápidamente trasladados de EEUU a Roma, antes de que la justicia puediera actuar.

¿Qué argumento van a utilizar, ahora que cada día salen en las noticias más y más casos de abusos, para seguir poniéndonos la diana en la frente para que todos sus fanáticos fieles nos tiren a dar?

En algunos casos es pasmoso que los que deberían predicar con el ejemplo, sean precisamente el ejemplo a no seguir jamás… y cierto es que mejor hablar mal y atacar a los demás antes de que me ataquen a mí o hablen de mí, esta ha sido y será siempre la política de la SMI.

Que Dios, si existe, os pille confesados.