Virgen del Contrapasmo, la única romería gay de España

La romería de Nuestra Señora del Contrapasmo se acaba de celebrar con más de un millar de asistentes. Ya son 30 años los que la imagen de la Virgen es procesionada por las calles de Llano de Brujas (Murcia), con la asistencia de vecinos y sobre todo de gays y lesbianas de toda la Región de Murcia, sus principales devotos.

Pepe Cuesta es quién comenzó con la tradición de hacer visitas a los vecinos del pueblos con la Virgen, y estos le obsequiaban con comida y bebida, lo que con los años ha dado lugar a  una gran romería.

En 2008 la Virgen estrenó hermita, en el Carril de la Acequia de Benetucer, y a hombros de sus devotos recorre el pueblo. Esta romería se caracteriza por ser mayoritariamente gay y por su especial banda de música, que interpreta pasodobles. Además, el próximo año, la Virgen del Contrapasmo estrenará nuevo trono.

La advocación mariana del “Contrapasmo” hace referencia al dolor que sintió la Virgen María al encontrar a su Hijo en la calle de la Amargura portando la Cruz. Tal era el estado físico de Cristo que María tuvo que preguntarle a San Juan cuál de los tres condenados era su Hijo. Cayó desmayada, y al despertar, sus gritos y los golpes que daba en su pecho conmocionaron a la multitud.

La Virgen lucía este año adornada con azucenas y bajo un cielo primaveral, con ese cielo azul que sólo se da en Murcia, y sus devotos entonaban su himno: ” Ni se compra ni se vende,/la Virgen del Contrapasmo. /No hay en el mundo dinero/para comprar esta Virgen”.