HALLOWEEEN GAY 2010

Haciendo gala de nuestra anglofilia hemos adoptado una fiesta pagana donde las haya, Halloween. Tampoco es que tuviera mucho sentido visitar los cementerios uno de los días más bonitos del año para los creyentes católicos, el día 1 de noviembre, día de “Todos los Santos”. Paradójicamente el día propio para ello, el 2 de diciembre, día de “Los Fieles Difuntos” los cementerios parecen desiertos.

A lo nuestro, que me disperso, Halloween es una excusa como otra para que gays y heteros den rienda suelta a sus fantasías más tenebrosas. Y algunos no pierden ocasión para maquillarse y ponerse un tacón, dando lugar a una pléyade de vampiresas travestis  que inundan las ciudades.

Con todo, pasadlo bien chicos y cuidado no os vayan a morder esta noche…