Tópicos gays (I): Activo o pasivo

Hola a todos, después de la resaca de la fiesta de lanzamiento de www.antinoo.es (de la que en breve os enseñaré fotos y vídeos), comienzo una serie de tópicos gays, unos para desmentirlos, otros para reafirmarlos.

En una sociedad de etiquetas como la actual, donde la que va bien peinada es una pija, al licenciado se le supone educación y al cachas se le atribuye un grado psicilógico de imbecilidad…el mundo gay no se escapa de esta costumbre tan cañí: ¡tópicos al poder!

A pesar de todo lo que hemos avanzado, los propios gays somos a veces de lo más retro. ¿Puede haber algo más casposo que diferenciar entre activos y pasivos?, ¿existe el activo o el pasivo puro?. ¿Cuántas veces un activo es un tronco sobre la cama, y el pasivo es un as del placer?

Como en la cultura árabe, parece que entre los gays occidentales del siglo XXI sigue prevaleciendo la idea de que el pasivo es alguien por debajo en el escalafón (de las mentes ignorantes). Parece que uno debe decantarse por unas prácticas amatorias u otras, y además hacerlas carta de presentación. La sexualidad es algo tan íntimo y tan libre, que limitarse a unas prácticas determinadas es algo que sólo incumbe al fuero interno de la persona.

Por desgracia algunos gays creen que por ser activos son menos homosexuales, destierran la pluma y son más hombres. Craso error, el hecho de que no practiquen el placer prostático no les da un ápice de valía por encima de un hombre pasivo. Odio estas denominaciones, pero así nos entendemos.

La sexualidad de cada uno se despliega en el momento de la intimidad o del furor, pero no debe servir para catalogar a nadie. Es absurdo, de mal gusto y totalmente demodé.