Gays de todos los tiempos: Rainer Werner Fassbinder

Fassbinder es el director más representativo del Nuevo Cine Alemán. Aunque nunca trató de hacer un “cine gay”, en todas sus películas aparece un personaje homosexual, siendo algunos los protagonistas. Ejemplo de esto son los filmes Las lágrimas de Petra von Kant, La Ley del más fuerte o Querelle, basada en la novela de Jean Genet  “Querelle de Brest” (1947).

Cada plano de sus películas estaba diseñado para causar el mayor impacto posible en el espectador. Colaboró estrechamente con el cámara Michael Ballhaus, consiguiendo importantes innovaciones técnicas, como el giro de 360º de la película Martha.

En cuanto a su vida, a los 15 años confesó su homosexualidad y comenzó a frecuentar bares de ambiente, era un chico precoz. Sus realaciones sentimentales fueron muy truculentas, uno de sus amantes apareció muerto en su casa y otro de ellos de ahorcó.

Pero la obra maestra de Fasbinder es Querelle (1982). Convierte en este filme el tema homoerótico de la novela de Genet en un romance homosexual marcado por el fetichismo. Aparecen  hombres vestidos de cuero y marineros musculados.

La escenografía se centra en una puesta de sol ardiente, callejuelas sinuosas, cubiertas de barcos y un enorme monolito fálico que proyecta su sombra sobre toda la acción. Es la obra en la que trata el sadomasoquismo de forma más explícita.