Opera

El jueves en el Teatro Real de Madrid se pone en escena Cyrano de Bergerac, de Franco Alfano, y dirigida por Pedro Halfter.

Plácido Domingo da vida al espadachín de prominente nariz,  impedimento importante en sus relaciones con las mujeres, y que le hace ágil en sus respuestas y agudiza su ingenio.

Esta obra, a parte de grandes arias musicales exige, añadiendo un plus a la habilidad vocal, que los cantantes tengan grandes dotes teatrales, que en otras ocasiones que ha sido representada, se ha sustituido por acrobacias y piruetas para cubrir esas carencias actorales, en ésta ocasión no es el caso, ya que Plácido demuestra un gran saber hacer en la parte actoral…..de su calidad como cantante, sobran las palabras.

Le da la réplica  Plácido, Ainoa Arteta, en esta produccion que se puso ya en escena en el Teatro Du Chatelet de Paris, con la dirección de escena de Petrika Ionesco.

Una buena ocasión para disfrutar de una obra que no se suele ver representada muy frecuentemente, con cantantes de la más alta talla en el panorama operístico internacional.