The Acid Queen- Villa Hamster

Bueno, bueno, la verdad es que no pensaba que la cosa fuera tan grave, por ser originales, distintos, por llamar la atención y que se hable de lo que hacemos, estamos dispuestos a cualquier cosa.

Resulta, que uno de estos días en los que la espera en un aburrido aeropuerto podía conmigo, me puse a ojear una revista de esas que te dan en cualquier aerolínea, ya sabéis, esas en la que nos venden de todo, nos cuentan destinos vacacionales y de vez en cuando meten algo interesante o friky………..

Pues la verdad es que me quedé muy sorprendido por un artículo, resulta que la última modernez, novedad, o como se le quiera llamar, es un hotel en la francesa ciudad de Nantes que se llama Villa Hamster…….y por qué se llama así?

Ubicado en un edificio del siglo XVIII sería un verdadero paraíso para los Hamsters, lo primero que vemos al abrir la puerta de la habitación es una enorme rueda de metal que casi ocupa todo el salón, si como la que tienen esos animalillos en las jaulas y que les hace andar a toda leche de manera compulsiva…..

El baño estilo granja, con suelos y paredes en materiales muy rústicos, una mini cocina en la que encontraremos dentro de un container de plástico una botella con tubo metálico para beber, una pizarra enorme donde escribir lo que se nos ocurra a modo de grafiti, (ufffffffffff si escribo todo lo que se me está pasando por la cabeza).

Y la habitación?, pues un altillo -loft, con una cama metida en una especie de caja a la que se accede por unas escaleras-rampa que hay que subir a cuatro patas……….como se os queda errrrrr body?

Por el módico precio de 109 eu la noche, no se si con o sin iva……nos incluyen hasta un  gorro-orejeras para que nos sintamos más hamter si cabe.

Evidentemente no hay ni TV ni mini bar, los Hamsters no usan de eso……eso si, hay conector para los ip……ones, pods, etc…..una cafetera nesssspreso, por aquello de tener alguna cosa más humana……..espero que el desayuno no sea a base de pipas y granos de trigo y maíz.

Como método de entretenimiento, para cuando nos cansemos de dar vueltas en la rueda de los cojones, un libro que narra las aventuras de un hombre encerrado en una jaula de hamsters………..

Aunque parezca increíble es cierto y desde que abrió sus puertas en 2009 ha recibido visitantes de todas partes del mundo, hasta de los rincones más insospechados.

Yo la verdad es que creo que el que va a ese hotel, tenía que hacérselo mirar, porque es clínico……está de atar…..vamos, como una chota.