The Rainbow Traveller- Copenague XII

Y para terminar esta amplia visita a la ciudad de Copenague, de la que os he intentado reflejar lo más interesante, pero que es solamente una pequeña parte de todo lo que ofrece a sus visitantes, no podía dejar de mencionar, lo que sin duda es el típico tópico y la visita obligada de todo cuanto turista recorre sus calles.

Den Lille Havfrue, o lo que es lo mismo, La Sirenita, símbolo por excelencia de la ciudad, y el icono más fotografiado de todos, debo decir, que la primera sorpresa que se lleva uno al llegar a la piedra donde se encuentra, es su tamaño, por lo menos a mi y a la gente que le he preguntado nos pasó lo mismo, esperas encontrarte una escultura de gran tamaño, pero la verdad es que es bastante pequeña.

Fue un encargo del cervecero Carl Jacobsen, a quien parece ser, le impresionó el cuento, y decidió que fuera plasmada en bronce y regalar la escultura a la ciudad, sin duda uno de los regalos a los que la ciudad más le debe, ya que es una de sus mayores señas de identidad.

Merece la pena los jardines que hay que recorrer al borde del canal, hasta llegar al lugar donde se encuentra emplazada, la pobre Sirenita ha sufrido todo tipo de ataques, pero al final siempre es restaurada y vuelta a colocar, con su mirada triste de enemorada, en la piedra junto al mar……..esperando…….a alguien que nunca llega.