“Un hombre soltero”, la película del diseñador Tom Ford


Sorprendentemente Tom Ford ha guardado por un momento la aguja y el dedal. Acompañado por Eduard Grau a la fotografía,  y por Abel Korzeniowski con la banda sonora, han conseguido una excelente adaptación de la novela de Cristipher Isherwood.

Colin Firth da vida al profesor universitario gay que protagoniza la cinta. Este pierde a su pareja en un accidente de tráfico, la soledad y el dolor envuelven su existencia. La magnífica actuación de Julianne Moore convierte a la película en una joya.

Todo está impregnado del ambiente sofisticado y elegante de los años 60 en EEUU. Aunque se nota cierta idealización de la época, en un vestuario y una decoración impecables. El estudio minucioso de cada plano recuerda  a dramas clásicos de Hitchcock, Kar-wai o Todd Haynes.

En 1964, fecha de la publicación de la novela, la narración de la vida de un viudo homosexual con toda normlidad, causó sensación.  Mostró la debilidad de un hombre maduro, culto, elegante, al perder a su amor. Se da a la bebida, más por decadencia que por necesidad, queda con un alumno…Pero a pesar de todo, ama la vida.