Vida loca, serie gay de bajo presupuesto

El domingo comenzó la nueva serie de Telecinco, “Vida Loca”, una comedia protagonizada por una pareja gay, interpretada por Toni Cantó  y Andrés Tolosa. Toni se separa de Esther Arroyo y sale del armario… completan la estampa Lolita Flores de criada y el desaparecido Miguel Ángel Muñoz haciendo de estulte.

A pesar de este estrambótico plantel, la nueva serie de Isla Producciones, consiguió un 14,8%, es decir, 2.623.000 espectadores, es sin duda un buen inicio.

Puede decirse que es una comedia de situación del estilo de “7 vidas” o “Aída”, que se ambienta en San Sebastián. Si la producción fuese más cutre estaría rodada en Lidl, y si el personaje del gay casado con Cantó estuviese más estereotipado implosionaría del asco que produce.