Almodóvar homenajeado en el MOMA

El gay manchego más universal, el director secularmente enfadado con la Academia de Cine Española, la vanguardia ochentera por excelencia, ha sido aplaudido en Nueva York con motivo de la cuarta edición de la gala benéfica del MOMA.

El Museo de Arte Moderno de Nueva York ha homenajeado a Pedro Almodóvar por haber ganado dos premios “Oscar” por sus películas “Todo sobre mi madre” (1999) y “Hable con ella” (2002). No es la primera vez que la meca de la cultura moderna occidental, el MOMA, se fija en Almodóvar, ya en 1983 el museo proyectó una de sus películas, lanzándolo al panorama cultural newyorkino.

Los grandes ausentes han sido Antonio Banderas, protagonista de la última película del director, “La Piel que habito”, y la insufrible Penélope Cruz, que tuvieron a bien mandar sendos vídeos laudatorios. “No sabía que no iban a venir. Son los actores que aquí más conocen, y de alguna manera era natural que fueran ellos”, dijo el cineasta con sorpresa al encontrarse con los vídeos en mitad de la gala.

A la fiesta acudieron el modisto Karl Lagerfeld y la directora de «Vogue», Anna Wintour, y actrices como Drew Barrymore, Sarah Jessica Parker, y Uma Thurman, entre otras. “Cada plano de sus películas es magia. Es único. No necesita 1.000 millones para hacer una película. Es el Woody Allen español”, con estas palabras nos iluminaba la gurú de Vogue.