Andrej Pejic, el modelo andrógino que ha devuelto la dignidad al género ambiguo

Jean Paul Galtier o John Galliano han encontrado en este modelo bosnio de 19 años a su nueva musa o Apolo, según se mire. Esto le ha valido el sobrenombre de “it boy girl”, el chico-chica. Paul Smith, Marc Jacobs y Raf Simons son sólo algunos de los diseñadores que han apostado por la ambivalencia de un chico andrógino.

Muchos comparan a Andrej con la modelo Karolina Kurkova, por su melena rubia y su cuerpo esbelto, también se le ha comparado con de Kate Moss, por su forma de desfilar.

La androginia es la cualidad de aquellas personas cuyos rasgos externos no son propios ni del sexo masculino ni femenino, generando así ambigüedad en su identificación como hombres o mujeres.Nada tiene que ver la androginia con la transexualidad, pues el o la andrógina están totalmente conformes con su sexo físico.

Y a falta de muchos andróginos, la industria de la moda está acudiendo últimamente a transexuales, como la modelo brasileña Patricia Araujo, Lea T o Alicia Liu, que tras años de carrera hace poco que confesó su reasignación de sexo.

Conclusión, la belleza no entiende de sexo.