Cazadores de “coolhunters”

scott schuman españa

Esta semana ha estado en Madrid el que es considerado mejor coolhunter del mundo, Scott Schuman. Su blog “The Sartorialist” es la biblia del street style. Schumann ha venido al centro outlet de Las Rozas Village para participar en una mesa redonda sobre moda, donde ha explicado cómo los improvisados modelos urbanos que ha ido fotografiando se han convertido en tendencia de moda.

Intercambió opiniones sobre qué es tener estilo con la especialista en moda Carla Royo-Villanova y la diseñadora Carmen March, entre otros. Scott también aprovechó para firmar ejemplares de su primer libro “The Sartorialist“.

Un coolhunter se dedica a identificar potenciales tendencias de moda, y a convencer a empresas de que esos estilos minoritarios son exportables a todo el mundo. Hay diferentes tipos de coolhunters: los gurús,  como Scott Schuman, que cobran millones por los informes que venden a las grandes firmas. Estos no se limitan sólo a la moda, también a la decoración, la alimentación y todo lo que tenga que ver con las tendencias.

Otros coolhunters menos afortunados son los que se patean las calles en busca de alguien original y cobran en cheques-regalo por informar sobre sus descubrimientos. En España el más representativo es Daniel Córdoba, creador de la consultoría barcelonesa “The Hunter“, que cuenta con 12 coolhunters en la Ciudad Condal y 8 repartidos entre Madrid, Bilbao, Valencia, Londres, París, Tokio…

Pero a la sombra de estos han aparecido los que yo llamo “cazadores de coolhunters”, son chicos y chicas que he podido observar en Madrid, sobre todo en la calle Fuencarral, ya cerca de Gran Vía. Se trata de gente que se viste ex profeso para la ocasión, como si hubieran salido de Vogue. Se pasean arriba y abajo buscando a los fotógrafos, la cámara réflex los delata. Cuando este se acerca a los modelos “casuales” ellos posan con una afectación inusual, encantados de sí mismos. Es en ese momento cuando el cazador es cazado.