El Tesorero de Gran Bretaña paga la pensión de su exmarido con dinero público

El secretario de Estado del Tesoro británico, David Laws, ha dimitido tras descubrirse que pagaba la pensión de su exmarido a cargo de las dietas del Parlamento. Hace sólo dos semanas que se convirtió en el número dos del Ministerio de Economía inglés.

El liberaldemócrata Laws  ha afirmado: “No veo cómo podría desempeñar una labor crucial en la revisión del presupuesto y del gasto si tengo que afrontar las implicaciones privadas y públicas de las recientes revelaciones”.

En su carta de dimisión para el jefe de gobierno David Cameron, Laws escribe “las últimas 24 horas han sido muy difíciles y penosas para mi y he estado pensando cuidadosamente las medidas que debía tomar en interés del Gobierno, mis electores y, lo más importante, de las personas a las que quiero”.

La respuesta de Cameron ha sido comprensiva:  “Las últimas 24 horas han tenido que ser extraordinariamente difíciles y dolorosas para usted. Es usted un hombre bueno y honorable. Estoy seguro que su motivación es más que ninguna otra la de proteger su vida privada. Su decisión de dimitir del Gobierno demuestra la importancia que le da a su integridad”.

Como vemos la corrupción no distingue entre heteros y gays. El Tesorero Laws será muy “honorable”, pero todo un caradura, un estafador de los británicos. Al menos el hecho de pagar una pensión compensatoria a su expareja en una relación homosexual es señal de normalización.

El matrimonio homosexual británico es una unión civil que permite reconocimiento legal de la unión para los seguros de vida, tenencia de hijos y beneficios de pensión del cónyuge, como el caso que nos ocupa.