Las 7 películas más críticadas por su contenido homófobo

A lo largo de la historia del cine, nos encontramos muchas películas que han pasado a la historia con su calidad, pero también hay otras que se han hecho muy conocidas por otros asuntos relacionados con la temática e imágenes que aparecen en ellas. En este sentido, la revista gay Comosomax acaba de realizar una recopilación de las 7 películas que han sido más criticadas por su giros homofóbicos. Veamos a continuación este listado.

Get Hard

A lo largo de varias décadas, las películas de Hollywood casi siempre han presentado a los homosexuales de la misma forma, bajo estereotipos tóxicos. Películas como Brokeback Mountain o Dallas Buyers Club parecían haber cambiado este patrón, pero con la película Get Hard, la industria, según muchos críticos, vuelve a incorporar escenas o guiones homofóbicos a sus estrenos.

La producción cinematográfica protagonizada por Will Ferrell y Kevin Hart, trata sobre un banquero que va a entrar en la cárcel durante 30 días y que solicita ayuda a un lavador de coches para que le prepare para la estancia carcelaria. A lo largo del film se hace especial hincapié en el miedo que tiene el protagonista de ser violado en la cárcel y se menosprecia al concepto de sexo gay.

Entre numerosas alusiones despectivas a esta comunidad, señalan la promiscuidad del colectivo en sus diálogos de forma explícita, se encuadra a los homosexuales en un contexto despectivo y superficial, y en resumen, es un lanzamiento audiovisual que representa de forma muy negativa la homosexualidad.

Boat Trip

Catalogada como “comedia sexual mal concebida” y estrenada en 2002, Boat Trip es otro de los estrenos aislados de los avances sociales y morales sobre el género y la sexualidad.

A lo largo de la película los espectadores asisten a una anómala alteración en el tiempo donde los disturbios de Stonewall y los movimientos de lucha por los derechos de los homosexuales nunca ocurrieron.

A lo largo de las escenas que componen la película, el espectador puede apreciar numerosos clichés sobre los homosexualesbromas sobre el pánico gaysuperficialidad,  desprecio y un tratamiento condescenciente hasta llegar al insulto hacia el colectivo LGTB+.

Ace Ventura

Ace Ventura fue la película que convirtió a Jim Carrey en una estrella de cine pero también, en la que tuvo el papel de homofóbo. Según numerosas críticas, el protagonista, a lo largo de los 90 minutos de duración del film, no hace otra cosa que burlarse de los trans.

Entre gestos honestos de asco y escenas donde el personaje vomita por besar a un hombre trans, se dibuja un personaje que tiene aversión a estos individuos.

Esta película, que ha sido criticada por ser sorprendentemente ofensiva bajo una apariencia cómica e inocente, muestra a un protagonista insensible y despreciativo con el colectivo  LGTB+.

En resumen, esta producción audiovisual traslada que ser trans deriva de un desvío psíquico y que es propio sentir repugnancia hacia este tipo de personas por la actitud del protagonista y el resto de personajes.

Pink

La película mexicana Pink salió a las pantallas en 2016 ocasionando un gran debate por su representación ofensiva y errónea sobre el colectivo LGTB+.

Paco del Toro, el director del film, se centra en una pareja gay que adopta un niño. A lo largo de sus 100 minutos de duración, se atribuye la infelicidad familiar a la pareja por su naturaleza homosexual.

La película condena a los personajes por su sexualidad e insulta a este colectivo de una forma desgarradora. Por este motivo, cuando se estrenó, los propios mexicanos la atacaron considerablemente en las redes sociales y a Cinemex por estrenarla en sus cines.

Netflix de México, también fue víctima de estos ataques por parte de los espectadores y finalmente la eliminó de su catálogo, una vez fue visionada por el equipo de la productora.

En resumen, la película concluye que las parejas homosexuales no son aptas para adoptar y formar una familia y traslada esa conclusión al espectador. También incide en señalar a los homosexuales como personas que tienen enfermedades mentales y que viven de forma desordenada y exaltada.

El director nunca se disculpó ante los espectadores por este guión y según investigaciones previas, señaló que las personas que no puedan dejar de ser homosexuales deberán ser salvadas por Dios.

Boys Beware

A pesar de tratarse de un cortometraje dramático de 10 minutos de duración y estar rodada en 1961, esta producción audiovisual de Estados Unidos es considerada una de las más homófobas.

Boys Beware traslada al público la deducción de que los homosexuales son unos enfermos y pedófilos, e informa de los peligros que puede ocasionar relacionarse con estos individuos.

En el transcurso de la película se generaliza, desprecia y cataloga de forma deliberada a los homosexuales y los expone como pedófilos en potencia basándose en un contexto desinformado.

En esos entonces, Richard Gerstein, el Procurador General de Florida, aconsejó a distintas escuelas secundarias del estado que mostraran la película a los alumnos con el fin de erradicar la homosexualidad.

Crusing

La película Cruising es otra producción de Hollywood que originó gran agitación en la comunidad LGTB+. En 1980, este estreno narra la historia de un detective que persigue a un asesino de miembros de la comunidad gay.

Basada en una novela de Vito Russo, la película se refiere a los personajes homosexuales como individuos que están condenados a vivir una vida triste y sin sentido por sus inclinaciones sexuales y los representa como vampiros modernos que deben seguir matando para sobrevivir.

A lo largo de 103 minutos, el espectador presencia como los hombres gays son mostrados como perturbados y víctimas débiles de la violencia y la muerte.

La película ocasionó numerosas manifestaciones y revueltas por parte de los activistas del colectivo LGTB+ que solicitaron que la película se retirase por el patrón sistematizado y tergiversado que utiliza Hollywood para representar la homosexualidad.

Zoolander 2

Debido al éxito de Zoolander en 2001, en 2016 salió a la gran pantalla Zoolander 2. En este caso, la comunidad LGTB se opuso cuando se estrenó el trailer y se obtuvieron firmas para boicotear la película.

A lo largo de 1 hora y 48 minutos, aparecen escenas donde un personaje andrógino es tratado por los dos protagonistas, Zoolander y Hansel, de forma burlesca, denigrante y caricaturesca.

En general, la película ha sido muy criticada por su mofa hacia los individuos andróginos, trans y no binarios y respalda las ideas o concepciones más dañinas y peligrosas sobre la comunidad LGTB+.