Maravillosas noches de Barcelona

Fuente: Mariya Prokopyuk

Pasear en las noches de Barcelona en búsqueda de aventuras se puede convertir en una experiencia hipnótica, digna de la maravillosa novela erótica “Emmanuelle”. Pero, claro está, que no estábamos dispuestos a “ir al grano” de una vez y por todas. Se perdería “el encanto de todo lo maravilloso que está por venir”.

No nos habríamos perdonado si no hubiésemos visitado por 15 o 20 minutos el Paseo de Gracia y su esplendorosa calle estrecha de Aribau. Un par de copas de vino en un bar de las preciosas calles de María Cubí y Santaló nos cayó de maravilla, pero el “plato fuerte” nos esperaba en el centro de esta ciudad sin igual.

Fuente: Mariya Prokopyuk
Fuente: Mariya Prokopyuk

Bueno, también era necesario comer algo para “cargar baterías” y qué mejor que los afamados mariscos españoles de los comercios de Eixample. Es el barrio más grande y céntrico de Barcelona, en el que se encuentran las calles y plazas más apetecidas por todos. Estamos hablando, nada más ni nada menos, que del espectacular Paseo de Galicia, la encantadora Rambla de Cataluña, la Plaza Cataluña y la Gran Vía de las Cortes Catalanas.

Todo esto es verdaderamente un sueño y no sabíamos qué escoger entre tanta belleza, glamour, clase y gente bella de todas las partes del mundo, para tomar vino y disfrutar de las más espectaculares tapas. AL fin, con solo tres o cuatro copas de vino en la cabeza y bien reforzados con una paella “atiborrada” de los más enormes y jugosos mariscos, emprendimos la búsqueda.

¿La búsqueda de qué?  Pues de lo que todo grupo de varones que salen de fiesta pretenden: la esplendorosa belleza de la mujer española y, por qué no, de las latinas y de las rubias del norte de Europa. No fue mucho lo que nos sorprendió  lo que nos encontramos en nuestro recorrido en búsqueda de escorts, puesto que Barcelona tiene fama mundial de tener las mejores.

Entramos a varias casas de escorts, con el fin de explorar un poco y no escoger necesariamente lo que primero viéramos, por muy espectacular que fuera. Encontramos casas con las más espectaculares instalaciones, con unas habitaciones que invitaban a degustar sin límites los placeres del amor y, además, con la discreción necesaria para estos casos.

Luego de visitar cuatro o cinco casas de escorts, sin haber hecho más que tomar dos copas, decidimos quedarnos casi toda la noche en una de ellas, llamada Felina, el sitio con las escorts mas exclusivas de Barcelona.

Si bien las otras nos habían dejado algo sorprendidos, en esta logramos ver las mujeres más preciosas que cualquier varón pueda encontrar en Barcelona. Y, ni qué decir de sus instalaciones. Su elegancia, clase y glamour y, por sobre todas las cosas, las habitaciones con sus amplias camas matrimoniales, llenas de espejos y con baño privado, hicieron que nos quedáramos allí.

Para quienes puedan estar pensando que  este “escenario” pletórico de comodidades, fue lo que nos hizo pasar allí dos días con sus noches (por supuesto), tienen sólo un “poquitín” de razón. Lo que nos deslumbró a todos fue la esplendorosa belleza de sus escarlets. Nos presentaron varias chicas con unos rostros angelicales pero, eso sí, con unos majestuosos cuerpos esculturales.

Ninguno de nosotros sabía de donde escoger de entre tanta belleza y sensualidad. Pero, había que hacerlo de todas maneras y todos pasamos un fin de semana que será irrepetible e inolvidable.