Victoria Beckham, una mente preclara del siglo XXI

victoria 

Victoria Beckham acaba de deleitarnos con sus declaraciones a una revista estadounidense: “David es estupendo. Puedo comprender por qué cualquiera quisiera probarlo: hombres, mujeres, perros y gatos. ¡Es cosa de mirarlo! Sé que muchos hombres gays desean acostarse con él y probablemente quisieran cepillarse el pelo y maquillarse como yo”

Esta mujer, que confío hablase en broma, equipara los deseos amatorios de hombres y mujeres, con los de “gatos y perros”. Es decir, para ella las demás mujeres son perras o gatas, y los gays a los que les atrae su marido también.

Acierta esta chica en que muchos hombres gays quisieran acostarse con David Beckham, cosa que no ocurre con ella. No conozco ningún hombre hetero que quisiera acostarse con Victoria, cuando empiece a quitarse complementos…debe ser un cuadro la pobre.

Pero las declaraciones no tienen desperdicio, ella presume alegremente que muchos gays quieren “cepillarse el pelo y maquillarse como ella”. Atendiendo a todos los experimentos de corte de pelo y cambios de look por los que ha pasado, no creo que ningún transformista quiera adoptar ese aspecto enfermizo que ella consigue con tanto éxito.

Ahora en serio, cómo puede ser esta mujer tan ignorante y retrógrada para pensar que los gays sólo quieren travestirse, además para parecerse a ella. Si al menos fuera una diva…aún.