Vuelve el “dandy”


Beau Brummel fundó el movimineto dandy allá por las postrimerías del siglo XVIII en Inglaterra, y que sentó las bases de una existencia regida por la elegancia y lo bohemio.Para quién no sepa qué es un dandy pondré el ejemplo de uno contemporáneo, Cary Grant.

Pensando en este tipo de hombres, Jeremy Hackett ha intentado resucitar, para esta campaña de otoño-invierno, la pajarita, pero más grande que de contumbre y con unos tejidos muy originales.

Quienes esteis pensando en integraros en este movimiento, debeis saber que en vuestro zapatero ha de haber al menos dos pares de sleepers, esos mocasines de terciopelo con algún motivo bordado en la cara, normalmente heráldico. Churchs’s lleva desde 1873 calzando los pies más aristocráticos.

Tampoco debe faltar en tu armario un sombrero Goorin, esta temporada el modelo Fedra viene con estampados naturales, y te dará un toque más actual, al tener el ala más ancha y recta que el borsalino.

Además de todos estos atributos externos, al hábito no hace al monje. El dandy debe ser extremadamente educado, entender de Literatura, Música, a ser posible tocar un instrumento…debe ser cosmopolita y no muy reaccionario.

Si conoces a alguno inmovilizalo hasta que yo llegue.