FITUR, el nuevo “Orgullo gay”

Me enteré anoche que los chicos de Madrid están deseando que llegue FITUR, feria internacional de turismo de Madrid, porque llegan los profesionales del turismo más guapos de España y de parte del extranjero.

El miércoles pasado, por la noche, Chueca ya era un hervidero de chulazos que habían terminado de trabajar en la feria y buscaban jarana.

Pero yo me enteré anoche, y lo pude constatar en Gift. Al principio no sabía a que se debía esa avalancha de chulazos, que además rebajaban la media de edad de este local, que si bien goza de la clientela mejor vestida de Madrid, también es de las más añejas (sin llegar al ocaso de Griffin’s, con señores muy maduros, casi “macocos”), cosa que personalmente no me desagrada.

Pues eso, el que se llevaba la palma era un morenazo de 1,86cm, al menos, con un rostro cincelado por Fidias y un cuerpo esculpido por Praxíteles. ¡Ay!, sin pluma, barba de dos días, ojos de infarto…y una camisa blanca abierta, que dejaba adivinar un torso en el que uno podría aparcar un Pontiac. (Una de las chicas que nos acompañaba, conocida de Terele Pávez,  le dió un repaso al pasar por su lado que casi le hace una luxación en un pectoral…).

Pero como siempre, sólo me alegré la vista, que no es poco. Entre tanto guapo yo soy transparente, en el ambiente la Física se invierte, y tu peso es inversamente proporcional a tu visibilidad. Cuanto más pesas menos te ven.